Tips para ayudar a los niños a expresar sus emociones

diciembre 01, 2017

Expresar las emociones, inteligencia emocional, daydreams, emociones, niños.

Para comenzar este artículo quiero hacer una corta definición de lo que es la expresión emocional, para poder tener una mejor compresión acerca de este importante tema. la expresión emocional es la que nos permite exteriorizar o guardar sentimientos o ideas y las emociones son experiencias internas con las que se participa en algo que está sucediendo.

A simple vista parece algo sencillo de comprender, pero es todo un mundo y es importante que los niños expresen sus emociones y aprendan formas sanas de expresarlas en la vida cotidiana.

Todos los sentidos son fundamentales para construir y fortalecer un fuerte e integrado sentido de sí mismos, los niños a través de los sentidos comienzan a conocer su entorno y a relacionarse con el mundo, de esta relación dependerá la forma como expresa sus emociones.

Pienso que el cuerpo es el primer canal para comenzar a reconocerlas, cada emoción tiene una conexión corporal. Con mi hijo de 7 años hago ejercicios de respiración, muchas veces cuando está muy enojado le pregunto qué siente físicamente, casi siempre me responde que siente algo en el pecho, ahí está reconociendo la emoción en su cuerpo, cuando está muy alegre también se lo pregunto, y responde que se localiza en otra parte de su cuerpo y así lo he hecho con diferentes emociones. Veo que cada vez es más claro para él saber qué está sintiendo y no solamente dejándose llevar, sin tener conciencia de que es lo que está pasando en su interior.

Permitir que el niño hable de lo que le molesta, le preocupa o le alegra promueve la inteligencia emocional.
Desde los 2 años mas o menos es un buen momento para empezar a trabajar el reconocimiento de las emociones básicas: alegría, tristeza, sorpresa, rabia y miedo. Este trabajo se puede hacer por medio de dibujos o fotos y preguntar al niño qué piensa que está pasando con la imagen mostrada.

El trabajo con el tacto, los oídos, la visión, el gusto y el olfato crea conciencia de su cuerpo, los niños pueden descubrir diferentes sensaciones, agradables o desagradables y comenzar a hacer un reconocimiento de sí mismos.

Los límites son un aspecto fundamental, un niño sin límites claros le cuesta tener un sentido de sí mismo, los límites ayudan a entender las situaciones y a cómo moverse ante ellas, le da seguridad, enseña autodisciplina y ayuda a tolerar sentimientos incómodos.

Estas son algunas pautas con las cuales se comienza a tener un sano contacto con los otros y con ellos mismos, el contacto implica poseer la habilidad de estar completamente presente en una situación determinada con todos los aspectos del organismo, cuando hay una ruptura en alguno de estos aspectos, cuando hay emociones no expresadas o bloqueadas comienzan a surgir conflictos en los niños como ansiedades, miedos, niños enojados. cuando los sentidos y el cuerpo están cerrados, la expresión emocional es mínima.

Por tal razón es importante trabajar con nuestros niños, para que encuentren una sana forma de relacionarse consigo mismos y con su entorno.

 

 


Lina María Palacio
Psicóloga y Mamá
Bogotá, Colombia



¿Quieres recibir información?